Publicado: 6 de Diciembre de 2017

El ejercicio para la fuerza muscular y la resistencia puede ayudarte a lograr muchos objetivos relacionados con la salud, el ejercicio y la pérdida de peso. Ya sea que estás tratando de perder peso, aumentar peso o mantener tu peso actual,

el ejercicio de resistencia puede ayudarte a lograr tu objetivo físico mientras mejoras la manera cómo te sientes. Aquí están algunos de mis beneficios favoritos del entrenamiento de resistencia:

Artículo similar: Desarrollo de músculo fácilmente: 3 pasos para fortalecerte

Pérdida de peso. Cuando tu peso general se compone de mucha masa muscular magra, el cuerpo necesita más calorías para mantener la masa muscular. La masa muscular es más activa que la grasa y, por lo tanto, puede ayudarte a quemar calorías extras durante el día. Sin embargo, yo creo que la emoción de tener más masa muscular va más allá de quemar calorías, e incluye el aumento de resistencia y la disminución de riesgo de lesiones.

Aumento de masa corporal magra: El entrenamiento de resistencia, cuando se incorpora con alimentos ricos en proteína, puede ayudarte a prevenir o minimizar la pérdida de masa corporal magra, que por lo general es el subproducto de las dietas. Muchas veces cuando las personas reducen la cantidad de calorías para perder peso, la pérdida de peso no siempre es saludable o constante. Cuando las personas hacen dieta sin ejercicio, pueden perder grasa corporal además de tejido muscular saludable, lo que puede provocar estragos en el cuerpo a largo plazo.

Apariencia: El entrenamiento de resistencia puede afectar la composición general del cuerpo de forma positiva, con una mayor proporción de tejido magro en relación con el tejido graso. Esto puede ser maravilloso para mejorar la apariencia física y reducir la talla de tus vestidos. Los músculos ocupan menos espacio en el cuerpo por libra que la grasa, así que el tener masa muscular magra puede hacerte sentir y lucir de maravilla.

Piel más firme: Aunque el entrenamiento de resistencia no hace la piel más tersa, puede hacer que la piel tenga una apariencia más firme, en especial si has perdido mucha grasa corporal y tienes piel flácida como resultado. Cuando pierdes grasa y desarrollas masa muscular, la apariencia de la piel flácida puede mejorar.

Antienvejecimiento: El entrenamiento de resistencia puede ayudarte a contrarrestar la pérdida de masa muscular vinculada con la edad, conocida como sarcopenia. La pérdida de masa muscular con la edad es parte del proceso de envejecimiento, de la misma forma que perdemos densidad ósea. Si continúas realizando entrenamiento de resistencia a medida que envejeces, puedes mantenerte en control de esta pérdida. La buena noticia es que nunca es tarde para comenzar. Aunque hayas perdido mucho músculo como parte del proceso de envejecimiento, puedes comenzar a entrenar y a reconstruir los tejidos musculares a cualquier edad.

Fuerza: Las adaptaciones del entrenamiento que ocurren como resultado del entrenamiento de resistencia pueden mejorar las actividades diarias, como levantar peso, ponerte de pie, caminar y disfrutar de las actividades sencillas. Si te gusta jugar deportes, el entrenamiento de resistencia puede ayudarte a mejorar tu rendimiento general.

Un entrenamiento para aumentar la resistencia no significa que tienes que levantar pesas. Puedes mejorar tu resistencia con ejercicio utilizando el peso corporal, con bandas de resistencia o con objetos que tienes en casa, como las botellas de agua. Muchas veces, las mujeres creen que el entrenamiento de resistencia significa que lucirás más pesada y voluminosa, pero eso no es verdad, a menos que desees esos resultados en específico.